Una vez en el día de ayer fuimos oficialmente informados de las condiciones y los calendarios de la Flexibilidad Negativa, ya constatada, para el periodo comprendido entre el 26 de noviembre y el 4 de diciembre, desde SITB consideramos necesario recordar los motivos que nos han traído hasta este punto, para que cada uno pueda valorar lo ocurrido.

1. En enero, todos los sindicatos unidos reivindicábamos un calendario con menos días de jornada y sin R´s que mejorase las condiciones laborales de la plantilla e impidiese la aplicación de la Flexibilidad Negativa o el ERTE.

2. En febrero, UGT, BUB y CCOO renunciaron a esta solicitud conjunta y aceptaron el 4º Turno Reforzado propuesto por la Empresa, asegurando que el exceso de días en calendario, que ya entonces reconocían, no tendría afectación económica en la plantilla, debido al compromiso alcanzado con el Director de no cerrar ningún día la planta en 2023.

3. En marzo, UGT, BUB y CCOO aceptaron, sin dar explicación alguna, una “aclaración” propuesta por la Empresa, por la cual donde antes no se podía cerrar la fábrica en 2023, salvo por una situación equiparable a la última pandemia, a partir de entonces sí se podría.

4. En mayo, los sindicatos firmantes del Convenio (BUB y CCOO) constataron la flexibilidad para el cierre de planta solicitados por la Empresa, siendo los 3 primeros días retribuidos al 100% incluidos los pluses, lo nunca visto, a sabiendas de lo que estaba por llegar. Ahora, por increíble que parezca, la Empresa lo está utilizando para decir que para ella la jornada real de este año va a ser de 204 días, ya que esos 3 no se vino a trabajar y se cobró. Igualito es tener un calendario de 204 días que uno de 207 días con 2 R´s.

5. En junio, se cerró la planta los días 23, 24 y 25.

6. En julio y agosto, se realizaron miles de horas extras, consentidas por los firmantes de convenio.

7. En octubre, de nuevo los sindicatos firmantes (BUB y CCOO) constataron otros 9 días más de cierre solicitados por la Empresa, concretamente del 26 de noviembre al 4 de diciembre, a la vez que nos adelantaban la necesidad de la Empresa de cerrar varios días más antes de finalizar el año.

Pues bien, a expensas de lo que pueda ocurrir de aquí a final de año en cuanto a más días de cierre, que según las producciones asignadas van a ser seguros, y la consiguiente pérdida económica que ello va a suponer a la plantilla, en SITB nos surgen algunas dudas:

–   ¿Qué pasa con el calendario del año que viene?

–   ¿Serán capaces UGT, BUB y CCOO de firmar otro 4º Turno Reforzado, para que vuelva a repetirse esta misma situación?

Lo que está claro es que, si los trabajador@s lo seguimos permitiendo, en breve volveremos a ver otro esperpéntico episodio de esta lamentable tragicomedia

por SITB